<$BlogRSDURL$>
La cita AntiMetroSexual de la Semana: ""Para morirse de risa.-¡Mirad! ¡Mirad! El huye de los hombres, pero éstos le siguen porque corre delante de ellos. ¡Hasta tal punto se sienten rebaño!" (Friedrich Nietzsche)

Monday, June 14, 2004

Dime que preguntas y te diré quien eres

Preguntas de subestimada estupidez: ¿Que haré mañana? ¿Cuánto cuesta? ¿Quién saldrá este fin de semana? ¿Les caigo bien? ¿Cuánto duras? ¿Cuánto ganas? ¿Dónde vives? ¿Qué marca es?

Preguntas de sobrevalorada importancia: ¿Me quiere? ¿Qué quieres ser de grande? ¿Qué será de mi de viejo? ¿Cómo mantendrás a tu familia? ¿Tendré éxito? ¿Cuál es tu profesión?

Verdaderas preguntas: ¿Dios existe? ¿Quién soy? ¿Tiene sentido la vida? ¿Existe la felicidad? ¿Las relaciones humanas armoniosas son posibles? ¿Para qué mierda me pregunto tanto?


|

Monday, June 07, 2004

Que se llama soledad

"El talento se cultiva en la soledad; el carácter se forma en las tempestuosas oleadas del mundo." Johann Wolfgang von Goethe

Y sin embargo huimos de la soledad y de las tempestades, solamente personas sin talento y sin carácter pueden resultar de esta forma de asumir la vida. Es más triste aún comprobar que los que escapan de la soledad no se contentan con refugiarse en el grupo, utilizan al grupo para atacar al solitario, ridiculizar sus reflexiones (que no entienden) y decir en voz alta que sienten lástima por los que viven en el aislamiento. Pero el aislamiento es otra cosa, es la condición de resentidos, los que no tienen nada que decir y los que dicen tonterías; los aislados no eligieron esa vida, sino, es la que les tocó o la que se merecen, ellos declaran el odio a todo porque sienten que el el todo los odia. El solitario en cambio regresa de las entrañas de su conciencia a comunicar sus hallazgos a quienes quieran oirlo. Siente la necesidad de compartir porque se retira del mundo por elección, no por resentimiento, ya que en el fondo quiere más a los demás que aquellos que pasan el tiempo rodeado de gente por miedo a la soledad. Se va con la promesa de volver con algo nuevo y mejor, porque como dijo Becker: "La soledad es el imperio de la conciencia".


|

Friday, June 04, 2004

Cuarto de siglo

Cumplir 25 años es una gran oportunidad para preguntarse algunas cosas, parar un momento y mirar el camino que hemos dejado en la arena. En primer lugar me pregunto una obviedad aparentemente no tan obvia, ¿ya nos dimos cuenta que ya pasó un tercio de nuestra vida?, no somos tan jóvenes ni tan viejos pero un tercio de algo ya no es un comienzo, ¿estamos satisfechos con lo andado hasta ahora?, ¿qué haremos para que lo que sigue nos guste?; es también una excelente ocasión para preguntarnos si ya conseguimos algo de lo que decimos que queremos, si lo que decimos que queremos es lo que realmente queremos y,lo más importante, ¿ya sabemos qué queremos?. Por lo pronto no se contestar bien a eso aunque sé que ya estoy haciendo mejor las preguntas.

De lo que sí estoy seguro es que cada vez confío menos en el gran plan de vida inexplicablemente autoimpuesto que supuestamente responde el cómo del qué. Siendo simplistas tendría 3 fases: Estudiar duro el primer cuarto de siglo, trabajar incansablemente los dos cuartos de siglo siguientes (seguramente papá y mamá estarían orgullosos) y finalmente, disfrutar los frutos del esfuerzo en el retiro, en el tiempo que nos quede al final.

Qué gran plan!. La fase de disfrutar está puesta justo cuando es difícil disfrutar de algo, cuando una emoción fuerte te puede hacer explotar el corazón, cuando tener una erección es una guera perdida y cuando nuestro andar lento exaspere a los que van por detrás nuestro. Permítanme que les diga que hay que desconfiar un poco de ese plan que nos andan vendiendo por ahí, viéndolo a los 25 años, ya no parece muy buena idea...



|

Wednesday, June 02, 2004

Rumores

He comenzado a escuchar rumores de que me voy a separar de mí mismo, estoy preocupadísimo y no se que hacer para contentarme. Sospecho que la causa puede estar en el poco tiempo que me dedico, en que no me escucho y a que se me ha dado por andar con gente que no me gusta. Es verdad también que siempre me digo que debería ser más ordenado y no andar con la cabeza en las nubes. Felizmente sé que esas rabietas se me pasan y siempre me reconcilio. Eso sí, prometo mejorar, dejar a esas malas influencias y aunque sea una vez al mes, sacarme a pasear.




|